Gobierno Corporativo

           

El gobierno corporativo es el marco de normas y prácticas, que se refieren a las estructuras y procesos para la dirección de las compañías, por el cual, un consejo de administración asegura la rendición de cuentas, la equidad y la transparencia en la relación de una empresa con sus todas las partes interesadas (la junta directiva, los accionistas, clientes, empleados, gobierno y la comunidad).

¿Qué hacer para implementarlo y cómo iniciar?

       

  • Consejo de Administración y comités del consejo, incluyendo el Comité de Auditoría, debidamente estructurados.
  • Procesos de gobierno documentados y bien definidos.
  • Disciplina en el proceso interno para confirmar el flujo de información específica al Consejo, en relación con el cumplimiento de reglamentos externos.
  • Herramientas para facilitar la acción efectiva y eficiente del Consejo de Administración y de los comités.
  • Mayor transparencia en la empresa (estructura del consejo, lineamientos, estatutos).

        

Modelos de Gobierno Corporativo Evolutivos:

       

  1. Primera Etapa de Institucionalización:
  • Consejo de Administración y Comité:
  • Operando conforme a la LGSM y al Código de Mejores Prácticas Corporativas.
  • Incorporación de consejeros independientes en el Consejo y para presidir el Comité de apoyo.
  1. Segunda Etapa de Institucionalización:
  • Modelo de Gobierno Corporativo Óptimo:
  • Operando conforme a la Ley del Mercado de Valores y prácticas internacionales de Gobierno Corporativo.
  • Operación con consejeros independientes en Comités.
  • Separación de Comités.

Un buen modelo de gobierno corporativo incluye:

          

  • Trasparencia en todas las actividades.
  • Fuerte monitoreo y balance.
  • Incremento en obligaciones fiduciarias.

JIGYOU SUPPORT STRATEGY, consciente que este proceso implica cambios en la forma de pensar en el nivel más alto de la empresa, te ofrecerá el apoyo y asesoría necesarios para hacer esta transición lo más sencilla y eficiente posible.

Beneficios

  • Equidad entre todos los Accionistas y protección de sus derechos.
  • Visión Independiente que facilite la transparencia, eficiencia y seguridad de la información.
  • Permite la realización de proyectos de inversión atractivos.
  • Clasifica, simplifica y optimiza el crecimiento operativo.
  • Promueve la inversión en la organización.
  • Coordinación eficiente entre los distintos involucrados en la toma de decisiones estratégicas (accionistas, órganos de gobierno, administración, familiares y/o terceros interesados.
  • Permanencia, transparencia y rendición de cuentas.
  • Reconocimiento por parte de inversionistas, otras empresas y mercados internacionales.
  • Mejora la imagen de la empresa.
  • Genera potencial de crecimiento.
  • Permite incorporar el valor de intangibles como son la marca y crédito mercantil.